Información sobre

Noticias

Noticias
Inicio Noticias Conservando la voz del Director de Coro
Conservando la voz del Director de Coro PDF Imprimir E-mail

corovozLos directores de coro experimentan una alta incidencia de problemas relacionados con la voz. Esta situación es comprensible si se consideran las horas de uso vocal que un día promedio podría requerir: cinco o seis horas de ensayo, tomando en cuenta clases de práctica coral, y el trabajo en agrupaciones corales en distintos momentos del mismo día. Para sobrevivir a esta agresión periódica, el director de coro debe aprender a usar su voz de una manera consciente. Aquellos que manifiestan problemas vocales mencionan a menudo los siguientes síntomas:


1.- Fatiga vocal - garganta cansada y dolorida después de cantar o hablar por un período breve.
2.- Cambio en la calidad vocal - ronquera, excesiva falta de aire, pérdida de belleza tonal, descenso tonal en relación a su clasificación vocal en el canto y el habla.
3.- Molestias crónicas de la garganta – enrojecimiento, irritación laríngea.
4.- Garganta, cuello y mandíbula tensionadas – parece necesario un mayor esfuerzo muscular para conseguir un adecuado tono; la voz hablada parece apretada.


Cuando uno se ha enfrentado con cualquiera de estos síntomas, es necesario consultar a médicos otorrinolaringólogos y fonoaudiólogos especialistas en voz artística, de tal forma de contar con certeros diagnósticos y tratamientos idóneos. Por otro lado, existen medidas preventivas a tomar para defenderse de los problemas vocales. Empleando estas estrategias, se podrán evitar situaciones crónicas, a saber:


- Haga de su salud vocal una prioridad: Considere su voz como un recurso agotable y sea cauteloso con su utilización. Descanse su voz (no hable) varias veces durante el día, cada vez que le sea posible.
- Caliente su voz todos los días antes de hablar o cantar: Ejercicios respiratorios, vocales (vocalizaciones) y articulatorios.
- Beba ocho a diez vasos de agua por día: La hidratación es fundamental para nuestro organismo y en particular para un adecuado uso de nuestra laringe.
- Utilice su tono medio óptimo (TMO) para hablar y cuide la altura y la forma de cantar cuando de ejemplos de interpretación vocal.
- Evite toser y aclarar la garganta. No someta sus cuerdas vocales a bruscos cierres.
- Por último, practique técnicas de relajación que le permitan manejar adecuadamente el estrés propio del quehacer en la interpretación musical.


Flgo. Mauricio Cortés L.

 

Mapa del sitio
2011 Pontificia Universidad Católica de Chile - Fonoaudiología, Escuela de Medicina -  Teléfono: (56) (2) 354 1345 - Correo: fonoaudiologiauc@uc.cl
Campus San Joaquín, Edificio Ciencas de la Salud - Avda.Vicuña Mackenna 4860, Macul, Santiago